Cuando nuestros padres se van

Nadie está preparado en la vida para perder un ser amado mucho menos a sus padres, aunque es una ley de vida se debe enfrentar, soltar y sobretodo  aprender a vivir sin rencores hacía quienes fueron nuestros progenitores.

Vivir el duelo, aprender a vivir con aquella pérdida y honrar la memoria de nuestros seres queridos son parte fundamental para tener una sanación exitosa y poder continuar con la vida después de tan importante pérdida.

Para honrar la memoria de tus padres ten en cuenta los siguientes puntos:

  • Tener en la memoria los momentos felices a su lado y cuando la tristeza parezca, cobíjate con ellos.
  • Buscar en tus recuerdos los momentos positivos para llenarte de fortaleza y aliento.
  • Honrar con felicidad a quienes ya no están y tener la seguridad de que si tu eres feliz ellos también.

Para profundizar más del tema te invitamos a leer el siguiente artículo que habla sobre la pérdida de los padres:

La vida ya no es la misma tras la muerte de nuestros padres

¿Qué es lo que tienen en común los cementerios de todo el mundo sin excepción?

La personas mueren y se les entierra aproximadamente a sus 75 años en adelante, pero la muerte es algo que puede llegar prematuramente desde los 25, no físicamente; en el vídeo se reflexiona sobre esté  hecho que se da en todas las personas.